Seleccionar página

Con el espiritu del más genuino Café Racer trabajan día a día numerosos talleres y aficionados a esta cultura motociclística.

Nacida en Reino Unido en los años 50 y según cuenta la leyenda en las carreras de los aficionados entre los distintos cafés de la zona. Motos preparadas con pequeñas modificaciones que consiguieran mejoras en las prestaciones y el rendimiento de sus monturas, como asientos monoplaza, semimanillares, pequeños carenados…

En España podemos encontrar numerosos talleres o especialistas en este arte motociclista. También tenemos especialistas que ayudan con su saber hacer en apartados determinados como son pintura, tapicerías, ingenierías etc.